S.O.S. Violencia en la UNAM!!

300(2)Por Jesús Gamboa R.

Durante el mes pasado se dieron a conocer lamentables acontecimientos en diferentes planteles de la UNAM; el primero, una balacera en CU, donde resultaron muertos dos supuestos narcomenudistas, el segundo en el CCH vallejo, donde violaron a una alumna de 16 años; y el tercero la agresión con arma de fuego que sufrió una maestra de la ENEP Acatlan.

En todos esos casos la Máxima Casa de Estudios ha emitido comunicados donde expresa su repudio, condena todo acto delictivo y ofrece investigar al respecto. Aunque los estudiantes en general señalan que no es suficiente mostrar este rechazo para terminas con los actos delictivos que laceran a la comunidad Universitaria.

Y más allá de los comunicados donde se condenan esos delito, pareciera que las autoridades universitarias no le dan la debida importancia, argumentando, en el primer caso que los muertos no eran estudiantes; en el segundo, que el supuesto agresor no podía ser detenido porque no fue encontrado en flagrancia, y en el tercero, que el suceso donde la docente salió herida de bala, se cometió fuera del campus; para muchos simples pretextos.

La Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX, la Procuraduría capitalina y sus similares del Estado de México, en sus respectivos límites territoriales, deben trabajar de manera coordinada con las autoridades de seguridad de la UNAM y ofrecer mejores resultados en la lucha contra la delincuencia.

El argumento de la autonomía universitaria no debe ser pretexto para dejar pasar estas acciones ilícitas; se pueden  realizar convenios de colaboración donde, sin violar la ley, se ataque decididamente a quienes, cobijados con ese vacío legal, ingresan a los planteles y comenten delitos disfrazados de  alumnos o visitantes.

Por otro lado algunos alumnos del CCH Vallejo, entrevistados por este medio de comunicación, dijeron haber reportado  algunos actos que vulneran sus derechos, sin embargo los elementos policiacos que recibieron la información, argumentaron que debía estar al margen del plantel respetando la autonomía universitaria, por lo que no intervinieron.

La vulnerabilidad de los jóvenes se hace presente en situaciones como la del pasado 2 de marzo, cuando muchos alumnos de ese plantel faltaron a clases, y el motivo, a decir de ellos mismos, fue que el principal  grupo de porros de la escuela, denominado “3 de marzo”, harían desmanes ese día, como exigir dinero a los jóvenes, robo de mochilas, amenazas o asaltos en caso de no querer “cooperar” con una moneda.

Amenazas como las que recibió un estudiante de la facultad de  Derecho, cuando reportó a los elementos de vigilancia de la UNAM que un grupo de jóvenes consumían drogas y tomaban bebidas embriagantes en las inmediaciones de la facultad de  Filosofía y Letras y estos “vigilantes”, pidieron al alumno acompañarlos para señalar directamente a los acusados, sin embargo no se logró más que una amenaza de muerte para el joven por parte de quienes se drogaban y escondían el rostro con sus camisetas.

La comunidad universitaria exige una respuesta efectiva a las autoridades correspondientes, por medio de la aplicación de acciones preventivas y reactivas para evitar que en los diferentes planteles de la universidad sigan ocurriendo estos delitos bajo la protección de una falacia que se cubre con la dichosa autonomía. #RescatemosalaUNAM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s