#GUERRERO PODRÍA CONTAR CON UN #CENTROTOXICOLÓGICO PARA ATENDER A VÍCTIMAS POR PIQUETE DE #ALACRÁN

#GUERRERO PODRÍA CONTAR CON UN #CENTROTOXICOLÓGICO PARA ATENDER A VÍCTIMAS POR PIQUETE DE #ALACRÁN

· El sector salud garantiza el suministro oportuno y suficiente de antídoto o faboterápico

Acapulco, Guerrero, 25 de Octubre.- Alrededor de 300 mil personas son reportadas cada año por piquete de Alacrán, ante lo cual, el doctor Carlos de la Peña Pintos, Secretario de Salud del estado de Guerrero, señaló la necesidad de que la entidad cuente con un Centro Toxicológico, para atender a pacientes con picaduras o mordeduras de animales de ponzoña.

Con la representación del gobernador Héctor Astudillo Flores, el titular de Salud guerrerense inauguró el Cuarto Curso Taller de Intoxicaciones, Envenenamientos y Desastres Químicos.

Ante los asistentes al curso, encabezados por el doctor Martín Antonio Manrique, Director General del Hospital Juárez de México, De la Peña Pintos pidió a la población que en caso de sufrir piquetes de alacrán, o mordeduras de arañas o de serpientes venenosas, no se automedique con remedios caseros y que acuda a los centros de salud, para su atención oportuna, que de otra manera podrían ser de fatale consecuencias.

Por su parte, la doctora Patricia Escalante Galindo, Jefa del Servicio de Toxicología Clínica del HJM, hizo notar que en los estados de Jalisco, Guerrero y Morelos, ocurre el mayor número de casos de piquetes de alacrán.

Durante los trabajos del curso, los doctores Jesús Madrigal Anaya, Miguel Canul Caamal, médicos adscritos al Servicio de Toxicología Clínica del HJM, y Gustavo López Orozco, Presidente de la Sociedad Mexicana de Urgenciólogos, señalaron que la mayor parte de los casos de ocurren entre la población rural y áreas, mientras que los grupos de edad con más riesgo son los menores de cinco años y mayores de 65 años de edad.

Explicaron que la picadura de alacrán es un problema de salud pública, y representan una urgencia médica, porque el animal deposita toxinas en el torrente sanguíneo de las víctimas, causando un cuadro tóxico muy variado que puede afectar diversos órganos y sistemas, llegando incluso a producir la muerte de la persona.

Para reducir el riesgo de muerte a causa de la Intoxicación por picadura de alacrán, los especialistas dijeron que el sector salud garantiza el suministro oportuno y suficiente de antídoto o faboterápico.

Indicaron que la aplicación del medicamento en los primeros momentos garantiza una recuperación al cien por ciento de supervivencia. Es necesario asegurar que todas las unidades de salud, en regiones de alta incidencia cuenten con el antídoto suficiente para su tratamiento, señaló.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en nuestro país ocurren entre 700 y mil 400 muertes por picadura de alacrán, sobre todo, porque en el país habitan alrededor de 23 géneros y 221 especies, y la incidencia de picaduras se incrementa en tiempos de calor y la mayor parte de los casos ocurren durante la noche.

El doctor Miguel Canul Caamal hizo notar que los alacranes se distribuyen en 16 entidades del centro-occidente de México, desde Sonora hasta Oaxaca y en el centro en los estados de Durango, Jalisco, Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, México, Morelos y Puebla.

Algunos factores de riesgo son: vivir en zonas endémicas de alacranismo y condiciones de la vivienda que favorecen su proliferación, por tener en patuios o azoteas material acumulado en desuso, como botellas, ladrillos, tejas, cartón, lámina y madera, principalmente.

Los síntomas más comunes por picadura de alacrán son: dolor intenso en el sitio del piquete, hinchazón o enrojecimiento de la zona, pérdida de sensibilidad en la región afectada. En casos de mayor gravedad, se sufre dolor de cuerpo, escurrimiento nasal, sensación de cuerpo extraño en la garganta, fiebre, cambios en la frecuencia cardiaca, dificultad para respirar, náuseas, vómitos y en casos de peligro máximo hasta convulsiones o paro cardiaco.

Ante ello, dijo que la Secretaría de Salud asegura el suministro oportuno y suficiente de medicamentos antiveneno contra la picadura de alacrán en las todas las unidades de salud de esas entidades.

Por su parte, Jesús Madrigal Anaya detalló que la intoxicación por picadura de alacrán, es el estado de envenenamiento causado por la inoculación de veneno de alacrán mediante la picadura de este arácnido. El medicamento para atender la intoxicación por ese veneno es el faboterápico polivalente, altamente efectivo y se aplica, preferentemente de forma intravenosa.

Expuso que los síntomas son: dolor intenso y adormecimiento del sitio corporal de la picadura, sensación de cuerpo extraño en la garganta, dificultad para respirar, cambios en el ritmo y frecuencia del corazón (latidos), trastorno de habla, palidez alrededor de los labios, postración.

Para prevenir la picadura de alacrán recomendó la colocación de cielo raso en los dormitorios, encalado de paredes exteriores, colocación de mosquiteros, mantener el patio limpio. Asimismo, revisar la ropa de cama antes de acostarse, revisar la ropa de vestir y los zapatos antes de usarlos, evitar andar descalzo, usar guantes si se realizan tareas de campo como levantar piedras y cargar leña.

Madrigal Anaya resaltó la importancia de atender de inmediato cualquier caso de picadura, y acudir a la unidad de salud más cercana, para lo cual dijo que es conveniente identificar las unidades de salud en caso de urgencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s