CONMEMORAN A #SANJUDASTADEO EN LA #CDMX

CONMEMORAN A #SANJUDASTADEO EN LA #CDMX

*Cómo desde hace muchos años vinieron peregrinos de todas partes de la república.

Ciudad de México.- La noche del sábado y madrugada del domingo miles de ferigreses de diversas partes de la república, principalmente del Estado de México y la CDMX, acudieron a la Iglesia de San Hipólito para festejar la tradicional fiesta de San Judas Tadeo, el santo de las “causas difíciles y desesperadas”.

Cómo desde hace muchos años, en punto de la media noche sonaron las mañanitas dentro del templo de San Hipólito y después vino la ceremonia religiosa.

“Bendito sea Dios un año más. Cinco años de visitar y estamos aquí. A agradecer y pedir nos de vida para llegar un año más”, comentó Claudia Villaseñor.

Algunos de ellos con el atuendo del santo de las causas “imposibles” o cargando grandes imágenes.

Venimos de la colonia Vicente Guerrero y aproximadamente pesa unos 10 kilos. Se va tomando cada familia a agradecer o a pedir un favor especial”, aseguró Antonio González, peregrino.

Cabe resaltar que San Judas Tadeo es considerado el santo de las causas perdidas.

De conocimiento general es la Oración a San Judas Tadeo que dice lo siguiente:

¡Oh gloriosísimo apóstol San Judas Tadeo! Siervo fiel y amigo de Jesús. El nombre del traidor que entregó a tu querido Maestro en manos de sus enemigos ha sido la causa de que muchos te hayan olvidado, pero la Iglesia te honra y te invoca universalmente como patrón de los casos difíciles y desesperados.

Ruega por mí que soy tan miserable, y has uso de ese privilegio tan especial tuyo de socorrer visible y prontamente cuando casi se ha perdido toda esperanza.

Ven en mi ayuda en esta gran necesidad, para que reciba los consuelos y socorros del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente en la que te presento a continuación. (Haga aquí cada una de sus súplicas)

Alcánzame lo que humildemente te pido para que pueda siempre, con todo mi ser y todo mi corazón, bendecir y alabar a Dios contigo y con todos los escogidos por toda la eternidad.

Te prometo, glorioso San Judas, acordarme siempre de este gran favor y nunca dejaré de honrarte como a mi especial y poderoso protector y hacer todo lo que pueda para fomentar tu devoción.

Amén.

(Con información tribuna.com.mx)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s