#Opinión: BAJO LA ROSA

#Opinión:

BAJO LA ROSA
Por: Jorge A. Rosas.

En la antigua Roma, cuando había una reunión y en la puerta de la entrada se colgaba una rosa, los temas tratados eran confidenciales. (sub rosae).

A 100 días de la Cuarta Transformación.
Edoméx, 195 años de historia.
Ha pasado casi 250 días desde aquel primero de julio del 2018 en donde 30 millones 110 mil 327 mexicanos de los poco más de 89 millones inscritos en la lista nominal de electores decidieron con su voto al nuevo presidente de la República.
Tuvieron que pasar poco más de 12 años después de su primer intento para que Andrés Manuel López Obrador por fin se convirtiera en el presidente constitucional y con él, iniciara lo que muchos llaman la Cuarta Transformación.
Cien días después que Andrés Manuel López Obrador asumiera el cargo constitucional luego de hacer una campaña en la que su mensaje de “esperanza” y contraste permeara en la mayoría de “votantes”, hoy los claro obscuros del inicio de su gobierno arrojan ya sus primeros resultados.
Cuestionado por unos y aplaudido por otros, el gobierno que hoy cumple sus primeros días ha estado eso sí, marcado en todo momento por la polarización que aún no termina de aterrizar después de la campaña política y que en muchas ocasiones el propio presidente se ha encargado de atizar.
Un gobierno que de entrada inició con paridad de género en las secretarías, lo que pareciera ser un buen mensaje para el sector femenino, que fue de los pocos sectores en los que Andrés Manuel no obtuvo más del 50 por ciento del apoyo electoral, y que sin embargo se diluyó casi al inicio de su gobierno cuando fue duramente cuestionado al anunciar su imagen gráfica institucional en la que se podían ver figuras históricas sin la presencia de la mujer.
Eso obligo, como ha sido frecuente en este gobierno, que horas después se anunciará la corrección del “error de dedo” y se dijera que las figuras de las mujeres se incluirían en breve.
Sin embargo en días recientes, la cancelación del apoyo federal que se daba a las estancias infantiles, así como a los albergues para mujeres víctimas de violencia volvió a abrir un frente con este sector de la sociedad.
Ni que decir de las dos consultas ciudadanas que se han organizado desde el inicio de su gobierno, y que además de ser cuestionadas por la falta de un sustento legal para su realización, le han permitido impulsar, con el apoyo de la mayoría, acciones a las que su gobierno mostró simpatía, una para cancelar el proyecto del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México que se construiría en Texcoco y otro para seguir con la construcción de la hidroeléctrica de la Huasca.
A cien días de gobierno, Andrés Manuel López Obrador ha enfrentado ya dos grandes crisis; la de la cancelación del nuevo aeropuerto y la de su llamada guerra al robo de combustibles.
En la primera de ellas, si bien logró conseguir lo que había prometido en sus discursos de campaña, hasta ahora los mexicanos y la opinión pública siguen de cerca las posibles consecuencias de esa obra que representa una inversión millonaria de recursos públicos y privados.
Andrés Manuel es un hombre inteligente, a lo largo de toda su carrera política ha aprendido a hacer de la confrontación y la polarización de temas su mejor propaganda política, su narrativa de buenos contra malos, que inició en su natal Tabasco, que siguió durante su proceso de desafuero y que alcanzó su mayor impulso desde su protesta al que llamó “fraude electoral” en el año 2006.
Por ello, no es coincidencia que sea él el que todos los días se convierta en su propio vocero matutino, y que desde sus conferencias mañaneras pretenda, fiel a su estilo, enfrentar a pecho abierto los “problemas y cuestionamientos” de su gobierno.
Sabe que nadie mejor que él para manejar su discurso y sus ideas, su postura y sus dichos sostenidos en “datos”, en su honestidad y en su figura que durante el mes de febrero, ha alcanzado grandes tintes de aprobación.
A cien días, hay sin embargo muchos errores de quienes forman parte de su administración y que no han entendido que a pesar del apoyo casi total con el que iniciaron el gobierno, aún existe un importante sector social que no votó por ellos, y que además, pretenderán ser los principales contrapesos de su gobierno.
Quien no entienda que el gran respaldo social que Andrés Manuel López tuvo, primero como candidato, y ahora al frente de la presidencia de la República, es suyo, y no el legado de su partido, se sorprenderá en breve de lo cambiante que es la política mexicana.
Lo que queda claro es que a 100 días de iniciar este gobierno, los grandes contrapesos y los verdaderos han surgido más de parte de grupos y sectores de la sociedad civil y no de los partidos políticos que pareciera siguen lamiéndose las heridas después de la derrota electoral.
Hoy ni el PAN, ni el PRI, mucho menos el PRD han podido ganar la agenda pública, y los temas que han hecho corregir los errores de “dedo” del gobierno han surgido más desde la denuncias de grupos sociales.
Desde ahí han surgido las voces que han hecho voltear a este gobierno y eso, es bueno para todos, a nadie, muchos menos a un poder, por pequeño que sea le convienen las unanimidades, a 100 días de gobierno, hoy aplaudo que sea la sociedad quien se organice y señale hacia otro punto de la agenda de gobierno.

Tip: “México, patria y estado sí señor, ser mexicano dos veces es gran honor”
El sábado pasado el Estado de México celebró el 195 aniversario de su erección, sin duda, esta tierra tiene en su propio nombre la grandeza de su pasado, su presente y su futuro, sin duda es el “Estado” de México, en el que millones de mexiquenses, ya sea de nacimiento, o como yo, por adopción, hemos visto crecer y con gratitud contribuimos a la grandeza de esta tierra que hoy llamamos hogar.
Por cierto, cada 12 de marzo, desde 1983 el gobierno del Estado de México reconoce a los mexiquenses que se han destacado por sus obras y acciones en diferentes rubros, en esta ocasión, el gobernador Alfredo Del Mazo entregó a Jesús Ruiz la presea “José María Cos” en el rubro de periodismo e información, un abrazo y mi felicitación, al compañero de oficio y de batallas, pero sobre todo al amigo desde que empecé a escribir mis primeras líneas en medios de comunicación.
jorge.rosas.cuenca@gmail.com
Twitter: @Jorge_RosasC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s