“SI CAEN LAS EMPRESAS EL GOBIERNO TAMBIÉN CAERÁ: PRESIDENTA DEL CONSEJO COORDINADOR EMPRESARIAL DEL ESTADO DE MÉXICO”

“SI CAEN LAS EMPRESAS, EL GOBIERNO TAMBIÉN CAERÁ: PRESIDENTA DEL CONSEJO COORDINADOR EMPRESARIAL DEL ESTADO DE MÉXICO”

Ecatepec, Méx.- México está preparado para enfrentar huracanes y terremotos, pero no para enfrentar una pandemia y menos una catástrofe económica, por ello se debe seguir el ejemplo de otros países e impulsar al sector productivo como una prioridad de recuperación, sostuvo Laura Hernández González, presidenta del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de México.

En entrevista exclusiva para el noticiario digital Horizonte, la líder del CCEM, informó que en lo que va de la pandemia, concretamente hasta el mes de julio, se contabilizan por lo menos 150 mil empleos perdidos entre formales e informales, así como el cierre de entre el 10 y el 20 por ciento de las unidades económicas, y otro tanto con suspensión de actividades, en una percepción propia del organismo que encabeza.

Sin caer en conjetura alguna, Hernández González destacó que el sector empresarial está descuidado y sin protección real por parte de las instancias gubernamentales, pues no solo se carece en México de políticas públicas de protección empresarial, sino que también se adolece de una cultura de promoción e incentivación de la actividad económica como método esencial para la reactivación en la nueva normalidad.

En lo que pareciera una advertencia, la líder empresarial destacó que de caer las empresas, el gobierno también lo hará, por lo que se deben crear iniciativas que beneficien al sector, y a su vez, este, con diversas estrategias seguirán apoyando a la ciudadanía, por medio de la generación de empleos, promociones en productos, descuentos, etcétera, con la intención de reactivar la economía del país.

Aunque reconoció los esfuerzos del gobierno mexiquense, también subrayó el aumento en los hechos delictivos que afectan a los empresarios, entre ellos los asaltos a las unidades transportadoras del producto de las empresas que aumentó en un 52 por ciento, las extorsiones o intentos de extorsión hasta en un 20 por ciento.

Pero la delincuencia organizada no es sólo el problema al que se enfrentan los afiliados al CCEM, dijo la empresaria, sino también a los verificadores, quienes realizan de 20 a 30 visitas a las empresas por mes, muchos de ellos son falsos funcionarios, pero también los hay debidamente acreditados por el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA), por lo que urgen sea creado un protocolo de actuación y/o manual de procedimiento para que no se vean sorprendidos los empresarios, así como elevar a delito grave la usurpación de funciones de quienes se ostentan como verificadores, sin serlo.

Los empresarios también necesitamos que haya justicia en la aplicación de sanciones pues sin el cumplimiento de los avisos o citatorios correspondientes se pretende, en algunos casos, establecer sanciones de 800 mil pesos, cantidad que en este momento llevarían a la quiebra a las pequeñas y medianas empresas.

No nos negamos a la regulación, pues somos los primeros en exigir haya cumplimiento a las normas establecidas, pero sí que haya un poco de disposición en la autoridad para invitar a la regularización de nuestros afiliados, que, dicho sea de paso, la CCEM está conformada por 150 mil empresas y 68 organismos empresariales en el Estado de México, entidad que registra por lo menos a 700 mil unidades económicas.

En otros países, dijo, hay seguro de desempleo, en México se creó uno desde 2011, pero fue una ley que nació muerta por falta de fondos y experiencia, hoy, gracias a las gestiones con el poder legislativo se logró que el gobierno mexiquense destinara apoyo para 50 mil personas, pero no es suficiente, reiteró que se debe fijar medidas de apoyo al sector empresarial, pues si las empresas no subsisten, los gobiernos tampoco.

Negó que haya un enfrentamiento con el gobierno federal en turno, o con el partido en el poder, y recordó que en todos los sexenios los empresarios han tendido subibajas, por lo que ellos seguirá trabajando por reactivarse y recuperar lo perdido, sin dañar la ya de por sí desgastada economía social, y consideró que un termómetro para medir cómo va la recuperación, será el Buen Fin, en el mes de noviembre, el cual está pensado que éste año dure una semana.

La información original puede ser leída en el siguiente enlace:

Si caen las Empresas, México También: Laura Hernández González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s